ÁNODOS DE SACRIFICIO

Los ánodos nauticos de sacrificio son un tipo de  protección para que los metales no se vean afectados por la corrosión, ellos funcionan brindándole una protección catódica por medio de metales activos o con potenciales más electronegativos de la serie galvánica, como el zinc, el aluminio y el magnesio. Se pueden adquirir de varios pesos y dimensiones, los mismos sirven para ser aplicados en cualquier metal que necesite ser protegido de la corrosión.anodo_de_sacrificio_lc_ref251019_0.jpg

Función de los ánodos de Sacrificio

Primero, debemos conocer que la corrosión electrolítica es el deterioro de los metales por medio de una corriente eléctrica que se da cuando los metales se sumergen en el mar. Las piezas de metal más susceptibles son: el eje, la hélice, la pala del timón, la quilla, la deriva, el casco, las tuberías y los depósitos.

Ahora bien, los ánodos funcionan protegiendo a los metales de la corrosión que se puede dar en el agua salada o en el agua dulce. Los ánodos funcionan como cátodo al poner en contacto eléctrico un ánodo de sacrificio con una estructura metálica, haciendo que el ánodo se desgaste y se corroe en lugar de la estructura.

Ventajas y limitaciones de los ánodos de sacrificio

Aparte de proteger los metales, los ánodos brindan una serie de ventajas como: fácil instalación y mantenimiento, ofrecen una distribución de la corriente y no precisan de una fuente de corriente externa. Las limitaciones de estos ánodos es que suministran baja corriente y son ineficientes en ambientes de alta resistividad.

Tipos de ánodos de sacrificio

Los ánodos de sacrificio van a depender del agua en donde se desplace la embarcación. En este sentido, los ánodos de sacrificio pueden ser de zinc, de magnesio o de aluminio.

  • Ánodos de zinc. Se usan en el agua salada, donde la resistividad es menor. Se sitúan en piezas como: el casco del barco, las tuberías, los motores marinos refrigerados con agua salada, las hélices y los timones.
  • Ánodos de magnesio: Se utilizan más que todo en aguas dulces, puesto que la resistividad es mayor y el magnesio tiene un potencial eléctrico más negativo.
  • Ánodos de aluminio: Se usan en embarcaciones que naveguen en agua salobre. Son ánodos que tienen un peso ligero y una capacidad mayor que el zinc

Cualquier tipo de ánodo de sacrificio se podrá encontrar a buen precio en la tienda náutica más especializada del mercado, Oceanics.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s